La situación de los Derechos Humanos en el mundo

Fuente: Amnistía Internacional

Como se refleja en nuestro informe anual, 2014 ha sido un año demoledor para quienes intentaron defender los derechos humanos y quienes quedaron atrapados en el sufrimiento de las zonas en guerra.

La respuesta global a las atrocidades cometidas por los Estados y los grupos armados, “vergonzosa e ineficaz”

Amnistía Internacional actualiza un año más la situación de los derechos humanos en 160 países con la publicación de su Informe 2014/15, un buen momento para ofrecer, además, una previsión de las tendencias en materia de derechos humanos. En palabras de Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional: “El año 2014 fue catastrófico para millones de personas atrapadas en la violencia. Los dirigentes mundiales deben actuar con urgencia para hacer frente al nuevo rostro de los conflictos”.  En caso contrario, las perspectivas son sombrías.

Veto del Consejo de Seguridad de la ONU

En los casos de Siria, Irak, Gaza, Israel y Ucrania, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha abordado las crisis y los conflictos –ni siquiera en situaciones en las que los Estados y los grupos armados cometen horrendos crímenes contra la población civil– debido a intereses creados o conveniencias políticas.

Amnistía Internacional pide que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad renuncien a su derecho de veto en situaciones de genocidio y otras atrocidades.

Comercio de armas

El sangriento legado del ingente flujo de armas a países donde Estados y grupos armados las utilizan para cometer graves abusos se cobró decenas de miles de vidas de civiles en 2014.

Amnistía Internacional pide a todos los Estados –incluidos Estados Unidos, China, Canadá, India, Israel y Rusia– que ratifiquen o acepten y se adhieran al Tratado sobre el Comercio de Armas, que entró en vigor en 2014 después de decenios de campaña de Amnistía Internacional y otras instituciones.

Armas explosivas

Amnistía Internacional pide a los dirigentes mundiales que impongan nuevas restricciones para hacer frente al uso de armas explosivas –como bombas lanzadas desde aeronaves, proyectiles de mortero y artillería, cohetes y misiles balísticos– en zonas pobladas, que dieron lugar a innumerables muertes de civiles en 2014.

Respuestas draconianas

Amnistía Internacional insta a los gobiernos a garantizar que su respuesta a las amenazas contra la seguridad no menoscaba derechos humanos fundamentales ni fomenta más violencia. El Informe 2014/15 detalla cuántos gobiernos reaccionaron a las amenazas contra la seguridad con tácticas draconianas y represivas en 2014.

Defensores de derechos humanos de Sri Lanka piden justicia. A la izquierda Dr M, por su hijo, muerto en 2006; a la derecha Sandya, por su marido desaparecido en 2010, ambos supuestamente a manos de las fuerzas especiales srilankesas. © Private

Personas refugiadas

Una consecuencia trágica de la incapacidad de la comunidad internacional para ocuparse del nuevo rostro de los conflictos es una de las crisis de refugiados más graves que el mundo ha conocido, mientras millones de personas –4 millones sólo de Siria– siguen huyendo de la violencia y la persecución.

La situación en España

En España, el gobierno sigue la tendencia global de recortes a la libertad de expresión y de reunión, mediante varias iniciativas legislativas. Una de ellas, la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana (LOSC), no solo amplía los poderes policiales sin establecer mecanismos de supervisión y rendición de cuentas, sino que además incluye nuevas infracciones que podrían amenazar el ejercicio de la libertad de reunión pacífica, expresión e información. Para la organización también han sido de especial preocupación los casos de uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de seguridad en manifestaciones, así como crecientes restricciones al derecho de reunión.

La reforma del Código Penal también ataca la libertad de expresión, de información y de reunión, al ampliar los delitos, tanto de terrorismo como de desórdenes públicos, y sigue sin tipificar de manera adecuada los crímenes de derecho internacional como la tortura. Mediante la reforma de la jurisdicción universal se ha limitado las atribuciones de las autoridades para investigar crímenes atroces contra las personas cometidos fuera de España.

También las personas migrantes están viendo sus derechos vulnerados en España. Amnistía Internacional ha seguido denunciando un uso excesivo e innecesario de la fuerza en frontera contra refugiados, migrantes y solicitantes de asilo por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley . Las autoridades también pretenden legalizar la práctica de las denominadas devoluciones en caliente, prohibidas por el derecho internacional, mediante una enmienda introducida en la LOSC.

INFORME COMPLETO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s