Viernes 14 de marzo de 2014

Primera semana de cuaresma

Los que más tienen frente a los que menos tienen

honduras

HONDURAS

Población: 2.160.000 h.

IDH: 0,632 (puesto nº120 de 187)

Índice del quintil de ingresos: 29,7

Índice del quintil de ingresos (IQI)

Uno de los índices más utilizados para conocer la distribución en los ingresos de un país es dividir a la población en cinco partes -quintiles- en función de sus ingresos y comparar el índice del quintil de mayores ingresos con los del de menores ingresos. Cuando, por ejemplo, decimos que el índice del quintil de ingresos de Honduras es de 29,7, estamos expresando que el 20 % de los más ricos en este país ingresa 29,7 veces más que el 20 % de los más pobres. Los Estados Federados de Micronesia tienen el dudoso honor de tener el índice más desigual: ¡40 veces! Según el Informe del PNUD de 2013 (con datos de 2010), en España este índice es de 6,0 (estudios posteriores apuntan a una evolución al alza de esta cifra). En la cabecera de la tabla figuran los países escandinavos – Finlandia, Noruega y Suecia (empatada con Bielorrusia)- con un índice próximo al 4. Un índice parecido, y más complejo, es el de Gini, que mide la desviación de la curva de ingresos respecto a la recta que supondría una distribución de perfecta igualdad (que correspondería a un valor de 0 mientras que la perfecta desigualdad, a 100).

Sorteando al ‘coyote’

Cecilia Niezen, Responsable de medios de la campaña Crece de Oxfam para América Latina. Este artículo forma parte de un conjunto de historias sobre la situación de la agricultura familiar y campesina en Centroamérica. http://www.oxfamblogs.org/lac/honduras-sorteando-al-coyote/

En Belén Gualcho, departamento de Ocotepeque, Honduras, cientos de agricultores venden sus productos a través de Aproalce, una empresa de la cual son socios y que funciona como intermediario social o cooperativa. Oxfam ha apoyado esta iniciativa, buscando mejorar el acceso de pequeños productores/as a los mercados. De esta forma, Aproalce compra la producción de sus asociados y de otros productores de la zona y la coloca en grandes supermercados como El Colonial, ubicado en San Pedro de Sula, así como en otros puntos de venta de las principales ciudades hondureñas. El Paraíso es uno de los puntos de encuentro donde, todos los sábados desde muy temprano, se congregan productores de pueblos cercanos como El Cipresal y Cerro Grande para vender sus baldes repletos de moras a Aproalce. Y aunque esta zona está aún muy lejos de ser un paraíso para los productores, entre otras cosas, hace falta mayor inversión en caminos y se le asemeja un poco, especialmente si se compara lo que reciben hoy por sus productos, con lo que recibían hace apenas unos años.

Angélica Martínez, productora de la zona, recibe hoy de 7 a 8 lempiras por una libra de moras; dos años atrás recibía dos. “El cambio se nota en nuestro día a día. Sentimos que estamos mejorando, pero necesitamos más apoyo e inversión para mejorar nuestra capacidad productiva, responder a diferentes eventos climáticos y aprovechar las oportunidades que aparezcan”, dice. En La Mohaga, también en Belén Gualcho, Honduras, un grupo de productores planifica la siembra y conversa sobre los mercados. Justamente una de las iniciativas que se busca promover es una siembra escalonada, que permita contar con varios productos en el año en lugar de depender solo de uno o dos. “Hoy trabajamos de manera planificada, con un plan de siembra. Conocemos un poco más el mercado y sembramos de manera coordinada para responder a nuestra alimentación, pero también para vender. No le damos espacio al coyote”, dice Adrián, un productor de la zona.

Entre los productores centroamericanos, el ‘coyote’ es tal vez el actor menos querido de toda la cadena productiva, que va desde el campo al consumidor. Se traslada hasta las mismas fincas o parcelas a comprar los productos, fijando el precio a pagar, asfixiando en muchos casos al productor/a con sus bajos precios y fortaleciendo el círculo de pobreza en el cual vive la mayor parte de campesinos y campesinas en Centroamérica.

En este contexto, Andrés Bernal, de Oxfam, señala que con el proyecto se busca crear un movimiento de diferentes actores, enfocado en lograr cambios estratégicos en el desarrollo de medios de vida rurales sostenibles y en la reducción de la pobreza. Para esto se trabaja fortaleciendo el poder de los pequeños/as productores/as rurales, especialmente de las mujeres, en los sistemas de abastecimiento de alimentos del campo a la ciudad. “Se ha trabajado con organizaciones campesinas y se ha construido un referente que muestra que con políticas públicas adecuadas y con relaciones comerciales más justas, la economía campesina es viable y es un motor para reducir la pobreza y la desigualdad, al tiempo que favorece el acceso de alimentos de calidad y a mejores precios para los consumidores urbanos”, señala Bernal.

Para la reflexión, acción y oración

“Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas”. (Papa Francisco. Evangelii Gaudium 56).

Los números 52-75 de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium presentan “Algunos desafíos del mundo actual”. En esta primera semana de cuaresma que estamos terminando, viene bien releer-o leer por primera vez- estos párrafos del papa Francisco. ¿Te animas a hacerlo?

El día del sacrificio del Señor tomaré cuentas a gobernantes y príncipes, y a los que se visten con modas extranjeras. Aquel día tomaré cuentas a todos los que saltan por encima del umbral, los que llenan la Casa de su Señor de violencia y de fraude. (So 1, 8-9)

¡Perdón, Señor, perdón!

Perdónanos por habernos saltado el umbral,

por haber permitido que los ricos posean

escandalosamente mucho más que los pobres.

Que por lo menos comprendamos

que esa no puede ser tu voluntad

Accede a la página web de la campaña

Accede al pdf de la semana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s